El verano ya esta aquí y con el aumentan las ganas de salir al campo con nuestro perro y hacer paseos más largos. Sin embargo, debemos tener mucho cuidado, pues allá donde haya espigas debemos extremar la precaución. Esto se debe a que las espigas pueden provocar grandes daños en la salud de nuestro perro.

En verano tenemos bastantes consultas y visitas en nuestra clínica veterinaria por culpa de este tema, por eso vamos a intentar ayudarte con este problema, más común de lo que pueda parecer.

El peligro de la espigas para los perros - Veterinaria Prada

Síntomas que puede presentar tu perro

Las espigas son uno de los enemigos desconocidos de nuestros perros. Parecen inofensivas pero lo cierto es que pueden presentar un verdadero peligro para nuestra mascota.

Son varios los síntomas que podemos detectar en nuestro perro, ante los cuales debes acudir al veterinario con rapidez.

  • Fuerte picor en la nariz, sumado a intentos desesperados por rascarse
  • Estornudos constantes, o intento de estornudo sin llegar a lograrlo
  • Moqueo incesante, a veces acompañado de sangrado nasal
  • Se sacude la cabeza sin parar de un lado a otro
  • En los oídos es una de las zonas donde más dolor y molestias le causará, pero te será fácil detectarlo
  • Se rasca constantemente, incluso se frota con el suelo o las paredes
  • Torpeza al moverse. Es consecuencia de la pérdida de visión por una espiga en el ojo. Las espigas se ocultan detrás del parpado. Cuidado con los ojos, es el punto más peligroso y pueden llegan a perder un ojo.
  • Bultos en la piel. En la piel es fácil que se claven sin embargo muchas veces son difíciles de detectar, los bultos en la piel nos avisarán.

¿Cómo puedo prevenir que mi perro se clave espigas?

Después de leer todo esto seguro que te haces esta pregunta. Lo más importante que debes saber es que es vital evitar las zonas donde existan muchas espigas, sobretodo cuando están secas.

SI tu perro es de pelo largo se recomienda cortarle el pelo durante el final de la primaveras o principio de verano. Gracias a esto, en el caso de que la espiga se le adhiera al animal la localizaremos más fácilmente.

Cuando vuelvas de paseo con tu perro revisa siempre su cuerpo, prestando atención especial a sus orificios, principalmente en nariz y orejas, además de pliegues de la piel y entre sus dedos y almohadillas.

¿Qué hago si sospecho que mi perro se ha clavado espigas?

Si has llegado de paseo con tu perro y le has detectado alguno de los síntomas mencionados anteriormente es muy importante que acudas rápido al veterinario. Cuanto antes sea examinado y atendido, menos consecuencias sufrirá.

No se recomienda nunca que intentes quitárselas tu mismo, ya que es probable que sin querer empeores la situación al no manipularlas correctamente, haciendo que la espiga se adentre más aun en el cuerpo de tu perro.

Ante todo esto, si ves cualquier indicio de que tu perro se ha clavado una espiga acércate lo antes posible a Veterinaria Prada, donde atenderemos a tu mascota con la máxima rapidez posible.

Nuestra amplia experiencia nos avala, y contamos con algunos de los mejores profesionales en el sector de todo Burgos, por lo que tu perro estará en buenas manos.

Desde nuestra clínica te deseamos que disfrutes del verano y de tu perro, pero… ¡ten cuidado con las espigas!