Este verano está siendo especialmente caluroso, y nuestras mascotas tampoco librarse escapar de él. Los gatos pueden sufrir con estas altas temperaturas, y padecer la hipertermia, también conocido como golpe de calor en gatos. En Veterinaria Prada te vamos a explicar cómo detectarlo y actuar frente a él.

gato al sol

¿Qué es un golpe de calor en gatos?

Los felinos tienen una temperatura habitual que suele oscilar entre 38 y 39,5º. A partir de aquí, una temperatura excesiva puede ser fatal, al igual que si nos sucede a nosotros. En estos casos es imprescindible saber detectar el golpe de calor en nuestro gato, saber cómo prevenirlo y actuar frente a él.

Síntomas de un golpe de calor en gatos

Seguramente te preguntes cómo puedes saber si tu gato está sufriendo un golpe de calor o no. Algunos de los síntomas que puede presentar el animal son los siguientes:

  • Temblores.
  • Dificultades para respirar o respiración acelerada.
  • Cianosis (cambio de color de la piel a tonos azulados debido a la falta de oxígeno)
  • Aumento del ritmo cardíaco.
  • Vómitos.
  • Salivación excesiva.

Cómo prevenir los golpes de calor

La edad, obesidad o algún problema de salud pueden favorecer la aparición de este problema. A la hora de prevenir un golpe de calor en gatos, conviene más recordar lo que NO se debe hacer, sobretodo en días especialmente calurosos:

  • No dejes a tu gato encerrado en un lugar bajo el sol, especialmente en espacios pequeños.
  • Ten siempre a su disposición agua fresca y limpia.
  • Debes disponer de un lugar en la sombra en el que tu mascota pueda comer y beber.
  • Puedes recortarle un poco el pelo si lo tiene muy largo, pero no se lo rapes ya que actúa como protección.
  • No fomentes una subida de peso en tu gato, la obesidad puede ser fatal ante un golpe de calor.

Cómo actuar frente a un golpe de calor

Si aun así tu gato se ha visto afectado por el calor, debes saber cómo actuar. En este caso es clave que:

  • Acudas al veterinario tan pronto como te sea posible o ponte en contacto para que te indique los pasos a seguir.
  • Le lleves a un lugar fresco.
  • Controles su temperatura.
  • No intentes bajarle la temperatura bruscamente, debe ser algo gradual.
  • Humedezcas suavemente la boca al gato.
  • Utilices trapos húmedos con agua fresca para aplicárselo en partes concretas del cuerpo (cabeza, cuello, patas…), pero nunca le envuelvas por completo.

Lo más importante es recordar cómo prevenir el golpe de calor en gatos, y si el tuyo se ve afectado acércate lo antes posible a Veterinaria Prada, donde atenderemos a tu gato con la máxima rapidez posible.

Si no pudieras desplazarte hasta nuestra clínica veterinaria en Burgos llámanos y te indicaremos los pasos a seguir.

Gracias a nuestra amplia experiencia tu gato estará en las mejores manos.

Desde Veterinaria Prada te deseamos unas felices vacaciones en verano, y que disfrutes y cuides a tu animal tanto como lo mereces tú.